Viviendo en el mundo de la Violencia Doméstica

Consejos para Relaciones de Pareja » Artículos » Relaciones Adictivas

Durante el último año las noticias sobre violencia doméstica fue algo de todos los días, no importa si vives América del Norte, América del Sur, Europa, en donde sea, las estadísticas de violencia contra los niños y las mujeres son realmente aterradoras; por tal motivo quiero dar información acerca de este tema. La violencia doméstica o violencia de género es una situación en la que una persona sufre una relación abusiva con su pareja. Estar en una relación se trata de dar y recibir. Si tu pareja comienza a estar al mando todo el tiempo, y te sientes constantemente ajustándote (o de otra manera, se produce una gran pelea), puedes estar sufriendo violencia doméstica o abuso.

Formas de Abuso Doméstico

Abuso Físico
Una persona físicamente abusiva desata su ira siendo físicamente violento. En el peor de los casos, el abusador usa armas para infligir dolor físico a la víctima. La táctica de una persona físicamente abusiva es siempre hacer daño a la víctima en partes donde los cortes y las contusiones no sean fáciles de notar. Muy a menudo, la violencia física está relacionada con el abuso sexual.

   

Abuso Emocional
La persona abusiva hace que la víctima se sienta inútil. Aquí es donde las críticas e insultos se oyen. El abuso emocional por lo general proviene de abusadores que tienen una baja autoestima. El sufrir inseguridad conduce a que los abusadores menosprecien a su pareja, culpándolos de todo vaya mal. Atacar a la víctima emocionalmente se utiliza generalmente con el abuso verbal.

Abuso Económico o Financiero
La persona abusiva toma el control de todas las finanzas de la víctima. Los celos generalmente derivan a estar pendiente de la situación financiera de la pareja, por lo que el abusador se siente inseguro. A veces, la víctima sufre de falsas acusaciones del abusador.

Signos de Relaciones Abusivas o Violentas


Si bien hay muchas señales que pueden apuntar a una relación violenta, no todo el mundo es consciente de que él o ella están en una situación abusiva. La señal más clara de que estás en una relación abusiva es cuando tienes miedo de tu pareja. Esto sucede cuando siempre tratas de evitar peleas siendo sumisa a tu pareja, sin importar quién tiene la razón y quién está equivocado.
Si no estás seguro de estar o no en una relación violenta, considera las siguientes señales de alerta:


·Tú pareja controla todos tus movimientos, incluyendo la forma en que pasas tu tiempo, con quién estás y a dónde vas.
·Tú pareja controla tus finanzas y cuentas. En algunos casos, la pareja puede incluso cambiar contraseñas de las cuentas sin notificar a la víctima
·Tu pareja te humilla constantemente llamándole por sobre nombres, lanzando insultos y criticar todo lo que haces. Esto entra dentro del abuso verbal.
·Tú pareja no confía en ti y actúa de manera posesiva todo el tiempo. Por otra parte, te aíslas de su familia, amigos, e incluso de tus colegas si ambos trabajan en la misma oficina.
·Tu pareja te chantajea o amenaza con hacerte daño.
·Te sientes impotente y desesperada.
·Puede haber momentos en que tu pareja te ha dejado sola en casa, y te sientes atrapada.
·Comienzas a evitar tocar temas que puedan desencadenar el mal humor de tu pareja.
·Tú pareja descarga su ira destruyendo tus pertenencias personales. violenciadomestica
·Si te han dado cachetadas, asfixiado, mordido, o cualquier otra forma de ataque físico; estás sufriendo de abuso físico

Lo más triste es que las víctimas sienten que no pueden hacer nada por sí mismos, y pueden tener miedo de pedir ayuda. Esto en realidad es lo que hace que el abusador se sienta más poderoso y en cargo, pensando que puede salirse con la suya frente a lo que está haciendo.

Controlar a la Víctima
La mayoría de la gente piensa que los resultados del comportamiento abusivo, se dan por la incapacidad de una persona por controlar sus emociones y acciones. Contrario a la creencia popular, el comportamiento violento de una persona abusiva es una cuestión de elección, que él o ella utiliza para manipular a la víctima.
La persona abusiva controla a la víctima siguiendo las siguientes estrategias:
·        Dominación e intimidación
La persona abusiva se siente más poderosa siendo dominante en la relación. Esto incluye vigilar todo lo que la víctima hace, y esperando que la víctima obedezca sin rechistar. La víctima se siente intimidada y termina siendo sumisa con el fin de evitar una gran discusión.
·        Amenazas
La persona abusiva amenaza a la víctima con el fin de conseguir lo que quiere. Por ejemplo, tu pareja amenaza con suicidarse con el fin de evitar que se presenten cargos en su contra. O bien, eres amenazado con sufrir ataques físicos si no le agradas de alguna manera.
·        Aislamiento
La persona abusiva corta la comunicación de la víctima con otras personas. Incluso viejos amigos y conocidos del pasado, también pueden ser vistos con desagrado. Esto es para que la víctima se sienta más dependiente e indefensa. Por otra parte, la persona abusiva tiene que elegir cuándo y dónde abusar de la víctima. Él o ella pueden actuar como si nada estuviera mal cuando hay mucha gente. Una vez que se quedan solos, el comportamiento abusivo se inicia de nuevo

El Ciclo del Abuso


Las relaciones abusivas o violentas suelen ir en círculos viciosos no importa cuántas veces la situación es "resuelta".
1. Abuso
La persona abusiva empieza a ser violenta físicamente o abusiva verbalmente. Aquí es donde la dominación y la intimidación entran en juego.
2. Sentimientos de Culpa
La persona abusiva se siente culpable, no a causa de sus acciones hacia la víctima, sino más bien en las consecuencias de su comportamiento.
3. Excusas o Racionalización
Con el fin de justificar el comportamiento abusivo, el abusador por lo general está con una lista de excusas por las que él o ella actúan de esa manera.  A veces, incluso el abusador culpa a la víctima
4. Fase de Comportamiento Normal / Luna de Miel
La relación vuelve a la "normalidad". El abusador actúa como si nada hubiera pasado y finge que todo está normal. La víctima termina con la esperanza de que el abusador haya cambiado.
5. Fantasía y Planificación
En esta etapa, el abusador comienza a pensar en maneras de dañar a la víctima. Trata de encontrar lagunas en la fase normal de la relación, para empezar a ser abusivo de nuevo.
6. Preparación
La víctima cae en la trampa del abusador y comienza a sufrir violencia de nuevo.

Causas del abuso
·        La exposición a la violencia a una edad temprana puede causar que una persona adopte el comportamiento abusivo del que él o ella han sido testigos.
·        Cuando una persona ha adquirido control de una situación abusiva, él o ella pueden recurrir a hacerlo de nuevo.
·        Ira, celos e inseguridad.
·        Los trastornos mentales también se han relacionado con el comportamiento violento.

Ayuda para las víctimas
Las víctimas no deben tener miedo de pedir ayuda. El primer paso es vencer el miedo de contarle a alguien. Recuerda que nadie merece ser tratado en una manera abusiva. No eres la única víctima de la violencia doméstica, y hay gente que está dispuesta a ayudarte.

Más Artículos de Relaciones de Pareja

intimidad
  • Consejos Amor e Intimidad
  • Para poder experimentar una relación de pareja exitosa y feliz usted debe comenzar a comprenderse a usted mismo. Estos artículos lo van a ayudar a entender más sobre el amor y la intimidad.

     

     

    relaciones de pareja
  • Consejos sobre las Relaciones de Pareja
  • Que involucra experimentar una relación de pareja saludable?. Una relación de pareja saludable es aquella donde existe la honestidad, el apoyo mutuo y la buena comunicación. Una relación de pareja no saludable se manifiesta por la falta de respeto, el abuso y el comportamiento controlador.

     

    consejos sobre el noviazgo
  • Consejos sobre el Noviazgo
  • En estos artículos usted va a encontrar consejos sobre le noviazgo que lo van a ayudar a comenzar una relación, solucionar los problemas involucrados. Aprenda como solucionar conflictos, la verguenza, los celos y aprenda consejos sobre el romance.